Marruecos y Turquía, destinos solidarios de esta Semana Santa

Tue, 02/02/2010 - 13:00
¿Imaginan dormir al pie de una duna en pleno desierto del Sáhara? ¿O despertarse en una antigua casa otomana en pleno corazón de Estambul? Muchos touroperadores tradicionales quizás puedan ofrecer experiencias así, pero los viajes de Turismo Responsable y Solidario de AIPC Pandora añaden además el valor de hacerlo de la mano de las familias y gentes que habitan estos lugares. Y es que ésta es la filosofía que da sentido a este tipo de viajes, organizados desde AIPC Pandora desde hace ya algunos años, y cada edición con una acogida mayor: servir de puente entre dos culturas, de manera que el viaje se convierta en una experiencia muy enriquecedora, que nos haga sentirnos partícipes del entorno que visitamos mientras aprendemos “desde dentro” los valores de una cultura diferente a la nuestra. Marruecos Sahara

Articulados en torno a una temática que sirve de vehículo sobre el que profundizar en la cultura que se visita, los viajes de Turismo Responsable de AIPC Pandora para esta Semana Santa girarán en torno a la educación en el área del desierto del Sáhara y a la religión y la historia en Turquía. Para desarrollar estos temas y toda la programación prevista, AIPC Pandora trabaja en cooperación con entidades de acción social locales (caso de Turquía) o con representantes locales de la propia organización (caso de Marruecos).

Con una duración de 9 días en el caso de Turquía y de 10 en el caso de Marruecos, estos viajes tienen prevista como fecha de salida en próximo sábado 27 de marzo, y se enmarcan dentro de los programas de movilidad internacional de la entidad. Se desarrollan según los principios de justicia social y económica, marcando la importancia en la centralidad de la comunidad local y en su derecho a ser protagonista en el desarrollo turístico sostenible y socialmente responsable de su propio territorio. Un tipo de viaje que permite una nueva forma de relación entre la comunidad y sus visitantes, orientando ésta hacia una perspectiva intercultural gracias a la interacción directa con las comunidades que se visitan. Además, se participa en acciones humanitarias, lo que aumenta la complicidad entre las partes y favorece su intercambio cultural y humano, enriqueciendo la experiencia.

 

Una vivencia única, que ofrece la oportunidad de descubrir una nueva manera de entender el turismo convencional, dotándolo de una riqueza y un valor hasta ahora insospechados. “Quienes lo prueban”, asegura Ana Eseverri, directora de AIPC Pandora, “después ya no quieren volver a viajar simplemente como turistas convencionales”.

 

Los programas completos de ambos proyectos, pueden consultarse en la página web de la asociación, www.aipc-pandora.org.