Día Internacional de la Mujer: Homenaje a nuestras socias en los Países del Sur

Si bien el 8 de marzo actualmente se conoce simplemente como el Día Internacional de la Mujer desde AIPC Pandora queremos reivindicar su origen como Día Internacional de la Mujer Trabajadora ya que en el ambiente del trabajo las mujeres continuamos encontrándonos con diversas desigualdades, inequidades e injusticias. No creemos necesario detenernos en la conocida estadística de que por trabajos iguales, con igual formación y en mismas condiciones, las mujeres continuamos cobrando, en promedio, un 17% menos que los varones (por el simple hecho ser mujeres). Tampoco vamos a hablar, una vez más, de cómo la conciliación laboral es un esfuerzo que realizamos mayoritariamente las mujeres, convirtiéndonos así en súper-mujeres de dobles o triples jornadas laborales. Creemos que mucho se ha dicho del techo de cristal que las mujeres nos encontramos en algún punto de nuestras carreras laborales, que supone una barrera que cada mujer sortea como puede que realmente supone un sobresfuerzo y un desgaste poco reconocido socialmente.  

Este año, en cambio, nos gustaría reivindicar el trabajo que realizan nuestra socias en los países del Sur y que conozcáis a estas mujeres que luchan, como lo hacemos nosotras desde AIPC Pandora, por alcanzar un mundo más justo y sostenible. Mujeres que trabajan desde lo comunitario, con el único objetivo de alcanzar el bien común, y que muchas veces prestan un servicio voluntario (no remunerado), además de su empleo y del trabajo y cuidados domésticos. Queremos hacer especial mención en este artículo de las mujeres con las que trabajamos en todo el mundo y que gracias a ellas y a miles de mujeres como ellas (y a nosotras, por qué no) esperamos poder hablar de un mundo mejor en un medio plazo.
 
En Tanzania Jane Changie lleva 30 años al servicio de la Delegación de Cruz Roja Tanzana, (CTR) coordinando dos enormes proyectos humanitarios como han sido y siguen siendo los campos de refugiados de Mtabila y Nyaragusu de burundeses y congoleños respectivamente, además de coordinar proyectos como el apoyo a personas albinas refugiadas en Kabanga School y todos los servicios humanitarios anexos al desarrollo de la labor de CRT en la provincia de Kigoma. A Jane le gusta decir que lleva toda la vida dedicada a los refugiados y a las personas necesitadas de su región y todas las personas de su entorno coinciden en la inmensa capacidad humanitaria de esta mujer que es capaz de dar todo por los que no tienen nada. Gracias a Jane nuestros grupos voluntarios cada año vuelven fuertemente motivados en la acción humanitaria y especialmente en el apoyo a la población albina refugiada con quien trabajamos en la zona.

En Mali trabajamos con la asociación Sourires des Femmes, organización que se dedica a la mejora de las condiciones de vida de las mujeres en Mali y cuya presidenta, M'Badiala Aissata Dramé, a quien conocemos como Nandi, además trabaja full time en la oficina de TMC en Bamako, organización con la que desarrollamos todos nuestros proyectos en el país. Nandi trabaja los proyectos, acoge a nuestro voluntariado, lo inspira, les enseña el país y sus necesidades y hace de embajadora humanitaria para la mejora de las condiciones de vida de la población de su país. Gracias a Nandi y su motivación hacia las personas voluntarias hemos puesto en marcha la construcción de la Escuela de Kalassa, la continuidad con el centro de acogida Kanuya durante tres años y el nuevo microproyecto que vamos a realizar en Cáritas, de empoderamiento de niñas y mujeres jóvenes.

En Sudáfrica trabajamos con Elsa Pretorius, fundadora y presidenta de Prochorus Community Development, una organización que presta un gran servicio comunitario a la comunidad local de Kayamandi. En este proyecto queremos hacer mención especial a nuestra voluntaria Belén Briones que desde el año 2009 dedica mucho de su tiempo y de su capacidad de captación de recursos a un proyecto creado por ella misma “Apoyo de Crèches en Kayamandi” que facilita la rehabilitación de guarderías locales y el desarrollo de actividades de voluntariado para brindar apoyo a estas estructuras en materia educativa y sanitaria.

En Marruecos no podemos dejar de mencionar a nuestra representante local Salma Bahije, gran militante a favor de la causa de las mujeres en su país, que ha trabajado con grandes organizaciones de mujeres en reivindicación para la modificación de la Mudawana (código de familia árabe), la gestión de Kafalas, el apoyo a madres solteras y con quien organizamos nuestros viajes solidarios en los que conocemos las cooperativas de mujeres en Marruecos.

 

Neuza Nascimiento es una madre de la Favela Parada de Lucas, en Río de Janeiro, que ha luchado para que quienes tienen escasos recursos y viven en un medio social siganado por la violencia puedan tener las mismas oportunidades educativas y de ocio y tiempo libre que el resto de la sociedad carioca. Desde CIACAC Neuza brinda una opción de vida a jóvenes de la Favela para que no terminen siendo víctimas del narcotráfico. Desde 2011 trabajamos junto a ella con el desarrollo de Microproyectos.

En Perú Madre Nélida dirige incansablemente el CEBE, centro que acoge a personas con discapacidad física e intelectual en Trujillo. Madre Nélida, como educadora, empezó el proyecto debido a un requerimiento del gobierno regional y ha recorrido un largo camino, tanto en su formación personal y profesional en esta área. Hoy el CEBE ofrece educación a gratuita a quienes provienen de familias con menores oportunidades y formación al profesorado del área que se enfrenta al reto de incorporar al alumnado con discapacidades a las escuelas regulares, siendo por eso un centro de referencia en Perú.

En Guatemala queremos hacer mención especial a Amarilis Franco quien hace más de 20 años fundó SEPREDI, organización que lleva décadas trabajando para la mejora de la educación de las comunidades rurales de todo el país. A lo largo de los años se han puesto en marcha cientos de escuelas comunitarias bajo un sistema de autogestión por parte de las comunidades, se han puesto en marcha programas de postalfabetización como Edinumi que ha ofrecido formación académica y profesional a todas las personas que estaban fuera del sistema académico y se han puesto en marcha muchos Microproyectos, muchos de ellos con la colaboración de personas voluntarias de AIPC Pandora tanto en seguridad alimenticia, educación y formación de formadores.

¡Feliz Día Internacional de la Mujer para todas ellas y nuestro mayor respeto y reconocimiento por su gran labor!

Post new comment

Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.