Microproyectos de Cooperación 2017

¡Ya está abierta la convocatoria de Microproyectos de Cooperación 2017!

Los Microproyectos de Cooperación son experiencias de educación no formal, que se concretan en programas de voluntariado internacional grupal. Un grupo de participantes liderado por un/a coordinador/a de Pandora, viaja a países del Sur en los meses de verano para participar en un proyecto, con unos objetivos y resultados previamente definidos y con una duración de 21 días.

El ciclo completo de un Microproyecto comprende: 

  • 18 horas de formación previa presencial
  • 122 horas de voluntariado internacional en terreno
  • 12 horas de evaluación y planificación de posible continuidad

Además, si eres estudiante universitario estos proyectos equivalen a 150 horas de prácticas y podrás convalidarlos por hasta 6 créditos ECTS.

Te imaginas construyendo letrinas junto con personas de comunidades tribales del sur de India? ¿Apoyando a mujeres que están emprendiendo sus negocios en Nicaragua? ¿y qué te parecería convivir con una comunidad refugiada albina en Tanzania? 

Documentos

Información completa en PDF
AdjuntoTamaño
Memoria Microproyectos 2016.pdf73.56 MB
Otros archivos
AdjuntoTamaño
Preguntas más frecuentes MP 2017.pdf430.1 KB

    Nuestr@s voluntari@s nos cuentan...

    • Reaprendemos que el papel de una mujer fuerte, independiente y emprendedora es muy importante y muy necesario

      Microproyecto de Cooperacion India julio

      Después de un día viajando, llegamos a Guatemala. Era de noche y sólo podíamos contemplar las luces que nos llegaban desde los establecimientos y las carreteras. Eran ya las 10 de la noche y nuestras familias de acogida nos esperaban en Santas Lucía Milpas Altas aún despiertos y deseando recibirnos, ya que a esa hora todo el mundo duerme para levantarse bien temprano y empezar con su día a día.

      Durante el primer fin de semana conocimos un poco más del país, su bella naturaleza y su amable gente, disfrutando de paseos y baños en el lago Atitlán o de los colores y el bullicio del mercado de Chichicastenango. Aún así estábamos ansiosos de que llegara el lunes para poder empezar nuestro trabajo con las mujeres.

      Cuál sería nuestra sorpresa al ver que pasadas casi dos semanas íbamos a trabajar con más de 120 mujeres durante nuestro proyecto en Guatemala. Eric, coordinador de EDUSI, nos comentaba el otro día que las mujeres vienen a su asociación buscando una alternativa a sus vidas, a encontrarse con ellas mismas, a descubrir habilidades que hay dentro de ellas y que nunca han sido capaces de sacar a la luz. Si no llueve, decía Eric, y les ha dado tiempo a arreglar sus casas y dejar a los niños en la escuela, se acercan a EDUSI para formar parte de sus actividades. Ya las mujeres habían escuchado que un grupo de españoles venían a compartir buenos momentos con ellas, y se dieron prisa para estar preparadas y listas junto a nosotros día a día en lo que llevamos de proyecto.

      Aquí estamos trabajando en 3 comunidades diferentes: Santo Tomás, San Miguel y La libertad, todas ellas en la región de Milpas Altas, muy cerca de Antigua Guatemala, siglos atrás una ciudad colonial que aún conserva hoy en día sus encantos. Con las mujeres hemos empezado trabajando los temas de autoestima y liderazgo, que para nuestra grata sorpresa, son conceptos que muchas de ellas ya tienen en cuenta en sus vidas, lo cual nos habla de la buena labor que lleva a cabo EDUSI. Otras de ellas, aún conociéndolos, los investigan y ponen en práctica por primera vez junto a nosotros y otras más mujeres a través de juegos y dinámicas como el "Bingo de la autoestima" o "La reina eres tú", éste último un divertido debate que creamos y les ha encantado (nosotros también lo hemos disfrutrado XD).

      Con nuestra llegada, muchas mujeres se han visto atraídas a estas actividades. Sólo deseamos que encuentren en esta asociación una salida a sus problemas en cada caso o un simple punto de encuentro al que acudir de manera periódica y eso les haga crecer y ser más fuertes.

      Hemos llegado al ecuador del programa y lo que nos queda trabajaremos temas de emprendimiento de negocios y visitaremos a algunas de ellas que ya han empezado los suyos propios. Los veremos para poder comprender sus realidades y aconsejarles si lo necesitan.

      A pesar de ser un grupo muy dispar, estos cinco españoles hemos conseguido hacer un equipo muy completo y que las actividades y charlas con las mujeres salgan muy bien. Lloramos y reímos con todas ellas a la vez que reaprendemos que el papel de una mujer fuerte, independiente y emprendedora es muy importante y muy necesario en la sociedad, sobre todo en países como en Guatemala donde todavía no existe esa igualdad de género tan necesaria. Somos Amanda, Rocío, Javier, César y Jose Ángel.

      Jose Ángel Silva
      Vie, 11/08/2017
      Mié, 19/07/2017
    • En cinco días sabemos comer con una mano, ducharnos a cubos y sacar a los monos a gritos como campeones

      Microproyecto de Cooperacion India julio

      Aquí estamos: Cristina 1, Manu, Rita, Cristina 2, Leyre, Blanca, Lluis, Susana y Dani. Costó reunirnos muchas horas de vuelo y seis maletas perdidas pero aquí estamos. En el suelo de nuestra 'Ama' dando sorbitos cortos al todopoderoso chai y con muchas ganas de todo.

      Venkatagui Kote es quizás el pueblo con la tasa de natalidad más alta del planeta. Es imposible salir a la calle y que no aparezcan veinte niños de cualquier esquina preguntando quince veces tu nombre. El contacto con todos ellos -pequeños y mayores- es lo que más nos ha sorprendido todos. Gente amable que ofrece todo sonriendo y sin condición.

      ¿La mejor sorpresa de la semana? Nuestra gran boda India. Ninguno lo esperábamos y en un momento ya estábamos comprando el regalo a los novios. Nos coló nuestro driver y estaremos eternamente agradecidos. Comimos, bailamos y posamos con los recién casados como cualquiera. Sin palabras.

      Y aquí la lista de objetivos para la próxima semana (Después de compartirlo van en este orden por unanimidad):

      Seguir saliendo vivos y airosos del WC. Eso pasa por acuclillarse en chanclas y conseguir sacar algo -lo que sea- pese a comer arroz 18 veces al dia.

      Seguir bailando la macarena con los niños.

      Pintar de azul una de las aulas del colegio y dibujar el mapamundi más bonito que podamos.

      ¡Y sobretodo plantar un arbolito Indio!

      Así que aquí estamos. En cinco días sabemos comer con una mano, ducharnos a cubos y sacar a los monos a gritos como campeones. ¡A por la próxima semana!

      Cristina Carrasco
      Lun, 04/09/2017
      Dom, 13/08/2017
    • Es increíble y muy emocionante ver que nos brindan todo lo que está a su alcance

      Microproyecto de Cooperacion India julio

      13:30h en el aeropuerto Adolfo Suárez de Madrid. Somos un grupo de 6 chicas que prácticamente nos acabamos de conocer y ponemos comienzo a lo que será un gran viaje. 10 horas después, ya estamos en nuestro destino: Cuba.

      La primera noche la pasamos en la Habana, en una casita llamada Jenny Lourdes, muy recomendable. Al día siguiente y después del paseito de rigor por la Habana, ilusionadas, ponemos rumbo a lo que será nuestra referencia en Cuba, el Proyecto Maravillas de la Infancia Cultivador de Sueños, en el municipio de Versalles en Matanzas.

      Allí nada más llegar conocemos a Maria Eugenia, la directora del proyecto, y que, como iremos comprobando según pasa el tiempo, será como una "segunda mami". Seguidamente tenemos un acto de bienvenida y conocemos a las familias que nos acogerán en sus casas.

      El principio de esta semana ha sido más bien una toma de contacto, ya que el cambio cultural es grande y aún estamos conociéndonos, tanto el grupo que formamos las chicas de Pandora, como con las familias que estamos y con las personas del proyecto. De hecho, algunas nos ponemos malas, por el calor, el agua y este cambio, ya que afecta un poco psicológicamente al principio, pues nuestra vida en España no es ni medio parecida. Pero en un par de días ya estamos totalmente integradas y muy animadas.

      Esta semana en el proyecto ha sido de integración y más bien hemos sido nosotras las que hemos recibido  talleres, como el de baile. El fin de semana lo hemos pasado en una casita de Varadero. El sábado los niños se vinieron con nosotras y el resto del tiempo ha sido para nosotras, relajarnos y disfrutar de esa playa tan maravillosa. 

      En esta primera semana hay muchos sentimientos confrontados, impacta y deja huella darse cuenta que la vida para los locales en Cuba no es fácil, con el cambio de moneda les es muy costoso conseguir ciertos productos del día a día, y son las mujeres cubanas el soporte de la familia. Pero es increíble y muy emocionante ver que nos brindan todo lo que está a su alcance, que están encantados de recibirnos y que aún con todo, siempre tienen una sonrisa. Y eso, es de agradecer.

      Cristina Altamiro
      Mar, 25/07/2017
      Vie, 07/07/2017